Translate me!
Traduire moi!

jueves, 28 de agosto de 2014

Ránking Nacional

Tras casi un mes de haber finalizado la temporada atlética 2013/14 en pista, miro atrás y observo que ha sido un gran año para las combinadas españolas femeninas.


Nada más y nada menos que ocho atletas del ránking nacional por encima de los 5000 puntos y no justos precisamente. Estas cifras creo que auguran un buen futuro para el sector femenino ¿qué opináis?

Por mi parte, llega el momento de hacer un balance global del año: tras una pista cubierta en blanco por lesión, llegué al aire libre con grandes esperanzas; consiguiendo mi segunda mejor marca de siempre. Aunque he de ser sincera y comentar que tras la forma física y el nivel técnico alcanzado esperaba poder mejorar ese resultado. Pero a veces las cosas son así y si en febrero me hubieran dicho que lograría hacer lo que he conseguido este año... claramente no me lo hubiera creído.

Finalmente la competición del Cto. Iberoameriano fue mi heptathlon número 34 comenzado y lo más importante, finalizado desde que comencé con esta disciplina en el año 2003/2004. ¡Casi nada! se dice pronto pero echando la vista atrás, esta cifra tiene un gran valor sentimental y deportivo. 

sábado, 9 de agosto de 2014

100mv y 200ml Cto Iberoamericano

Carrera de 100mv calle 3:



Y la prueba de 200ml por la calle 5:

viernes, 8 de agosto de 2014

Crónica 1º Jornada Iberoamericano

La primera jornada del heptathlon del Cto. Iberoamericano comenzó el sábado a las 9:30 a.m. (14:30 en España), con la prueba de 100mv; corriendo en la segunda serie por la calle 3.

El inicio de la prueba fue muy bueno, saliendo bastante bien de tacos (0.195 de reacción) y atacando la primera valla de las primeras atletas.


La carrera iba por el buen camino, consiguiendo una progresión muy buena entre vallas, que se frenó por un desequilibrio sufrido en la antepenúltima valla. Fue una lástima ya que perdí el ritmo de carrera tan bueno que llevaba, finalizando en tercera posición con una marca de 14.41 (+0.5).


La siguiente prueba fue el salto de altura, concurso que se presentaba bastante bueno ya que eramos un número reducido de atletas y casi todas saltábamos en las mismas marcas. 

Comencé mi concurso en 1.60m realizando limpios los saltos de las diferentes alturas hasta 1.72m, saltándolo en el segundo intento. Finalmente salté a la primera tentativa el 1.75m siendo la altura en la que me quedaría, consiguiendo igualar mi m.m.t en esta prueba.


El ambientazo que se vivía en la pista era muy bueno. En las gradas se situaba una banda Brasileña que amenizaba las jornadas y como no, lo daban todo cada vez que un atleta brasileño salía a la pista. Lo mejor, el acompañamiento musical que realizaban con la trompeta y los timbales durante el desarrollo de los concursos cuando los atletas pedían palmas.

video

Ya en la jornada de tarde, con tiempo suficiente para comer y descansar algo, comenzó la prueba del lanzamiento del peso. 

Una vez en la prueba realicé un calentamiento bastante normalito y con pocos tiros. El primer lanzamiento no fue muy bueno, llegando hasta los 12.92m. El segundo lanzamiento voló hasta los 13.76m siendo m.m.t y consiguiendo liderar con este lanzamiento el concurso de peso.

Por último a las 17:45 p.m. llegó la prueba del 200ml. Durante el calentamiento de esta prueba fue uno de los pocos momentos en los que noté el cansancio y la adaptación horaria a Brasil, ya que en España eran las 22:45 de la noche y el cuerpo lo notaba.


Corrí en la primera serie por la calle 5 en una muy buena marca de 25.02 (-0.9), lástima no poder bajar de 25 después de las sensaciones tan buenas tenidas durante la carrera, esta marca suponía m.m.t.
(Fotos 1,2,3 y 5 cortesía Marcelo Szwarcfiter) 

Finalmente después de la prueba del 200ml me colocaba en 1º posición tras la primera jornada del heptathlon, con un parcial de 3500 puntos, mi segundo mejor parcial de siempre respecto al primer día de competición.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Un heptathlon agridulce

Finalizada la competición del Cto. Iberoamericano y una vez de vuelta en España, a mi cabeza llegan un montón de sensaciones y emociones vividas durante este campeonato.

El Cto. Iberoamericano se planteaba como el objetivo a perseguir en este año. Después de muchos altibajos con mi pie, en el mes de Marzo me puse rumbo a este objetivo, pasando en Mayo por Arona, lugar donde conseguí la marca de participación para acudir a esta competición.

El sólo hecho de haber podido acudir a participar a Sao Paulo ha sido un éxito, ¿quién me iba a decir en febrero, antes de mi primera sesión de EPI, que llegaría a cumplir con creces mi objetivo? Tal vez en ese momento era impensable.

Por supuesto acudí a este campeonato con muchísima ilusión, quien me vio en la pista los dos días de competición sabe que lo disfruté y peleé hasta el final. Al finalizar la primera jornada del heptathlon con un parcial de 3500 puntos (75 más que en Arona y a tan sólo 92 de mi primera mejor jornada) y tras ir encabeza de la clasificación con marcas muy buenas, sentí que el duro año que llevaba a mis espaldas realmente estaba teniendo sus frutos.

Finalmente en el transcurso de la segunda jornada, conseguí llegar a la prueba del 800ml encabezando la clasificación, con una previsión de marca sobre los 5650-5700 puntos.

Salí a correr estando segura que sería plata o bronce, ya que la ventaja que llevaba sobre la atleta Brasileña (en ese momento en segunda posición), era mínima; siendo su mejor marca en esta distancia de 6 segundos menos respecto a la mía. 

Menuda mi sorpresa cuando después de correr el primer 400ml a ritmo (1.09), a falta de 200ml me dio un tremendo bajón muscular: mis piernas se colapsaron, literalmente se hincharon y fue totalmente imposible realizar cualquier tipo de cambio en carrera. La desesperación de entrar en los últimos 100ml en estas circunstancias y viendo a todas mis oponentes alejarse y alejarse... hizo que lo diera todo. Una mezcla de un querer y no poder.

(Foto cortesía: Marcelo Swarcfiter)

La desolación vivida al entrar en meta y ver los resultados finales... imaginaros: de ir liderando la prueba, luchando por las medallas con un amplio margen de distancia, a quedar 4º en el Cto. Iberoamericano con una marca de 5556 puntos (mi cuarta mejor marca de siempre), a 22 y 18 puntos de la plata y el bronce respectivamente. Fue indescriptible: rabia, impotencia, tristeza... 

Sentimientos que surgieron tras dos días de lucha incansable. Así son las pruebas combinadas señores, nada está escrito hasta su final y a pesar de lo sucedido, estoy muy orgullosa de mi competición. Estas cosas pueden pasar, a la vez que te hacen crecer como persona y atleta. 

Al igual que varios de mis compañeros de selección se cayeron en sus respectivas pruebas y no pudieron finalizar como les hubiera gustado, mi cuerpo falló biológicamente y fue una situación que no pude controlar. Después de unas cuantas horas y analizándo fríamente lo sucedido, sé que dí mi máximo y que luché cada centímetro y segundo hasta que crucé esa meta.

A día de hoy, puedo garantizar que ha sido una de las mejores experiencias deportivas vividas y que aunque a veces el cuento no tenga el final deseado, vuelvo de Brasil con un viaje increíble, una convivencia con mis compañeros de selección estupenda, 3 m.m.t (altura, peso y 200ml), aprendizajes y vivencias deportivas únicas y como no, con el cariño y el arropo de una selección, entrenador, familiares y amigos que estuvieron animándome hasta el final.


Aquí acaba mi temporada atlética 2013/14 pudiendo finalizar diciendo que prácticamente he vuelto a estar a mi mejor nivel de siempre y lo más importante, con mi pie recuperado de cara al futuro. Ha sido un año muy largo y duro en el que muchísimas personas han estado a mi lado apoyándome y sin las cuales no hubiera conseguido llegar hasta Brasil. A todos vosotros ¡muchísimas gracias por estar ahí día a día!